0:47

GUILLERMO DILLA




"QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES HACERLO 
PORQUE SI TÚ LO QUIERES DE VERDAD, 
LO PUEDES CONSEGUIR."



Es el segundo de tres hermanos tiene muy claras sus raíces (Hondarribia - Guipúzcoa) 
y aún viviendo fuera por una temporada dice echar mucho de menos a los suyos.
Guillermo Dilla (26 años) compartió conmigo tres cursos en Francia.
Era el chico guapo de la clase, muchas fueron sus admiradoras.
Pero además de ello tenía estrella, era una persona que atraía a los demás 
por su simpatía y cordialidad.
A penas nos conocíamos verbalmente y pasados doce años me encuentro con él para compartir experiencias de una misma enfermedad: Linfoma de Hodgkin.
Hablando sobre ello además me descubre que no solo él lo padeció, sino que su hermano y finalmente su madre murió de cáncer.

Me encuentro ante un Guillermo adulto y sereno viviendo el momento y haciendo incapié en que 
"TODA PERSONA PUEDE REHACER SU VIDA EN CUALQUIER MOMENTO"
Haciendo referencia a su padre con respecto al fallecimiento de su madre.

"Creo que también el hecho de pasar momentos malos te hace madurar, te hace ver las cosas de otro modo.
Dicen que la manera más fácil de aprender es a base de palos."


"A mi padre y a mi madre junto con mi hermana - que es como una madre porque ha sido la única mujer en casa tras el fallecimiento de mi madre y es la que en muchas ocasiones ha llevado el peso de la casa con dos niños y un hombre por lo que le estaré eternamente agradecido - son las personas a las que más tengo presentes."




Siendo muy joven, con 14 años te detectaron un linfoma...
¿Cómo reacciona un niño ante esa noticia?

Al principio asustado.
La palabra cáncer siempre ha sido síntoma de muerte.
Pero después te vas enterando, vas conociendo a gente, vas viendo a niños que se han recuperado...
También depende del estadio en el que estés (la detección del linfoma se divide en 4 estadios de menos severo a mayor gravedad).
A mí me cogieron muy tarde.



¿Padeciste algún síntoma?

Me encontraba cansado, un día me mareé, tenía tensión baja... Y por la noche, sólo por la noche tenía un dolor en el brazo.
Tampoco lo sabía muy bien, y con una analítica de sangre con un médico muy bueno, el Dr Guerrero de San Sebastian y el Dr Uribe que ahora es jefe de Oncología en San Sebastian, me dieron un trato excepcional, muchas facilidades, todo muy bien explicado.
La gente que me trató allí fueron encantadores y con mi hermano tengo que decir lo mismo.



"EN MI FAMILIA 
TENÍAMOS ANTECEDENTES DE MUERTE 
POR CÁNCER DE PULMÓN
POR ELLO PARA MÍ
SIGNIFICABA SÍNTOMA DE FALLECIMIENTO"



¿Cómo reaccionó la gente a tu alrededor?

En mi familia teníamos antecedentes de muerte por cáncer de pulmón por fumar.
Por ello para mí significaba síntoma de fallecimiento.
Pero la gente se volcó mucho conmigo, no tengo palabras para explicarlo.
Sí que es verdad que al principio sí era un poco reacio a escuchar la palabra cáncer, tampoco estaba muy documentado sobre lo que tenía pero sí es verdad que en un principio el linfoma yo no lo categorizaba como cáncer pero sí que te vas enterando de cosas y es la vida.



¿Sentiste miedo en algún momento?
Pruebas, diagnóstico, tratamiento...

Sí, sobre todo al principio cuando me lo dijeron.
Pero gracias al apoyo y conoces a gente en el hospital y, lo que voy a decir quizás no esté bien, pero sí que ves a gente que está peor que tú y eso te da ánimos y piensas que no te puedes quejar.
Lo vas llevando con eso.
Hace mucho la cabeza, si estás bien psicológicamente es importantísimo y yo estuve bien en ese aspecto por todo lo que me pasaba alrededor.




"LA GENTE 
ME HA QUERIDO MUCHO"



Siempre has sido una personas muy querida.
Desprendías vitalidad, atraías a los demás con tu sonrisa...

Sí, siempre he tenido la suerte... bueno... la suerte... también eso mismo me ha afectado en otras cosas.
Pero no sé si he caído en gracia pero sí es verdad que he tenido muy buenas amistades y la gente me ha querido mucho.



¿Por qué comentabas que podía haberte afectado ésta forma de ser?

Porque en algún momento sí que es verdad que de ser una persona que está en boca de mucha gente siempre hay críticas buenas y críticas malas.
No sé si eran envidias, o lo que fueran pero sí que he tenido momentos malos.



"VALORO MÁS 
LAS COSAS"



¿Cómo ha cambiado tu vida desde entonces?

Valoro más las cosas, también he podido estudiar fuera, con lo cual añoras y ves las cosas que te faltan... la gente que de verdad falta.
Conoces a personas nuevas pero tira el hecho de que estén aquí tus raíces.



A día de hoy, ¿Tomas como punto de referencia el padecimiento de aquella enfermedad?

No lo pienso demasiado tampoco.
Creo que sí que soy una persona positiva y alegre y creo que a la gente de mi alrededor le gusta eso de mí.



Siempre te acompaña la frase:
"Está permitido caer pero es obligatorio levantarse."

Eso por supuesto, que nadie te diga que no puedes hacerlo porque si tú lo quieres de verdad, lo puedes conseguir.



Decías que eras un pésimo estudiante pero ante una pasión, ante lo que más te gusta no hay pésimo estudiante que valga.
Comenzaste con un grado superior en Técnico de Actividades Físicas en Eibar...

Sí, me saqué un grado superior en Educación Física y después me animé y comencé a hacer magisterio, un grado de Educación Primaria.



¿Qué te gustaría ser de mayor?

Desde luego profesor de educación física.



Tu filosofía de vida...

Disfruta del día, disfruta de la gente que te rodea.
Aprende lo máximo posible y sé tú mismo.
El ser tú mismo es importantísimo.




ENTREVISTA POR NURIA SANTOS
FOTOGRAFÍA CORTESÍA DE GUILLERMO DILLA

©DERECHOS AUTOR

Queda prohibida la reproducción parcial o total de las entrevistas publicadas en SCENE PRESS INTERVIEWS sin la previa autorización de su autor. Contacto: scenepress.scenepress@gmail.com